martes, 2 de diciembre de 2014

pedro pobre pintor portugués

Pedro Pablo Pinto Pérez, pobre pintor portugués, paso por París pintando paisajes pintorescos de pequeños puentes.

Pronto pensó Pedro Pablo, la posibilidad de pintar palacios, pájaros, primorosas princesas con pamelas, playas  de palmeras pinceladas de plata y piedras preciosas, prosperas poblaciones, panaderas panzonas, poderosos potentados, pardas palomas picoteando panes, pudorosas plebeyas, policías piernilargos de pantalones de pana, presurosos, pálidos y prestos a poner presos a los picaros pendencieros.

Pero por presión del pasado, Pedro Pablo Pinto Pérez, partió de Paris,.pensando en la paz de Perú, en la playa de Portugal, en la Prosperidad de Panamá, en la palpable pobreza de la patria propia, principalmente por la poca posibilidad de poder premiar la poesía, y la precocidad de pequeños poetas y pintores.

Partió en patera prestada, platicando de prisa con Piedad, Patricia, Pepa, Plutarco y Pinocho, el pequeño pony de Papá.
Por poder pintar, pasó presuroso por  pasos policiales, pisando papeles y pagando poco.
Por la  puerta parda pasó primero, poniendo piadosamente,  primaverales pensamientos en las pocas personas que pudo presentar a su pequeño Pinocho, el pony de papá.

2 comentarios: